La aerotermia se utiliza para proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria aprovechando la energía térmica del aire exterior gracias a una bomba de calor.