No hay una respuesta única, puesto que hay variables que pueden afectar al ahorro por autoconsumo solar. Básicamente, el ahorro viene porque la generación diaria de electricidad sustituye el consumo de la red eléctrica externa. El coste kWh de producción solar en los 25 años de vida de la instalación es muy inferior al coste kWh de cualquier comercializadora española de electricidad. Además, algunos municipios y comunidades subvencionan parte de la inversión o bonifican un porcentaje del Ibi durante los primeros años después de la instalación. Nuestra experiencia nos dice que el ahorro en la factura de electricidad puede estar entre 40%-60% del consumo eléctrico mensual.