A finales del año 2018 se aprobó el Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores. En este decreto, se eliminaban muchas de las trabas existentes desde hacía años para el autoconsumo solar durante los años en los que existía el conocido popularmente como “impuesto al sol”. Desde entonces, muchas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos están promocionando en sus territorios vía bonificaciones y ayudas este tipo de instalaciones.