En principio cualquier persona puede instalar paneles solares en su vivienda. En el caso de comunidades de vecinos también se pueden instalar, pero quizá requerirá algún tipo de autorización por parte de la junta de propietarios.