La energía solar fotovoltaica es una energía renovable de producción de electricidad a partir de la radiación solar. Es una tecnología que ha evolucionado enormemente en las últimas décadas, por lo que a día de hoy supone, a parte de sus beneficios medioambientales, una tecnología más barata que la electricidad adquirida a través de comercializadoras de red externa.