No requiere de grandes obras, si bien el espacio necesario es algo mayor que el de una caldera, por lo que es determinante hacer una evaluación previa por un profesional. Luego, los pasos son: instalación de la unidad exterior e interior, conexión eléctrica, adaptaciones para la instalación y pruebas de funcionamiento.