Por supuesto. Ya son innumerables los diferentes expertos e instituciones internacionales que han denunciado el gran perjuicio al medioambiente que produce el consumo de recursos fósiles como carbón, gas o petróleo. Por eso, la comunidad científica tiene claro que las energías renovables limpias como la solar fotovoltaica son el futuro de la generación de electricidad.