Sí, cuando está nublado o llueve se sigue produciendo electricidad pero la producción será inferior a la de un día totalmente despejado. Otros elementos que pueden reducir la producción de energía son las sombras y la suciedad incrustada.